miércoles, 13 de febrero de 2013

A veces


El agua caía sobre mi cabeza y, en cierta forma, eso me relajaba. Pensaba en el día de hoy mientras las gotas caían velozmente por la mampara. A veces me odio, por ser como soy, por no ser capaz de hablar con alguien desconocido. A veces me odio por tener esas malas contestaciones que me salen de forma natural. A veces me oído por no poder expresar mis sentimientos tan fácilmente como otros… Pero a pesar de todo eso, a veces me quiero, por ser como soy, por ser tímida y esperar a que sea el otro quién hable primero. A veces me quiero por mirarme al espejo y sonreír y pensar “que guapa estoy hoy”. A veces me quiero por ser capaz de conseguir algo que parecía imposible.
A veces pienso en la suerte que tengo y otras veces me maldigo por lo difícil que resultan las cosas.

Cierro el grifo y me lío una toalla al cuerpo, ¡qué bien sienta pensar! Hoy he descubierto algo más. Y es que a veces soy, como tengo que ser. 
Reaccines:

3 comentarios:

  1. Hermoso texto, la verdad es que tienes un gran don sobre las letras.
    Besos
    RBC.

    ResponderEliminar
  2. Eres genial como eres, de verdad. Yo no cambiaría nada de ti, y eso es difícil porque en realidad yo soy una quejica... tú eres especial y haces que la gente se de cuenta de ello. Enamoras a profesores de ética, recuérdalo jajajaja

    ResponderEliminar

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)

Con la tecnología de Blogger.