Treinta

miércoles, 20 de marzo de 2013

Treinta, treinta era las horas que llevaba sin dormir. Treinta era el día en el que me había quedado prendada de él. Treinta era lo que él había pagado por aquella chaqueta que mirándola ahora bien es la más bonita del mundo.  Hace treinta días que no hablo con él y eso es lo más horrible que me ha pasado nunca, porque no puedo estar ni un día más sin oír esa suave y masculina voz que tiene. Treinta son los mensajes que le he mandado y treinta las llamadas perdidas.

Abro mi libro por la página treinta, la verdad que no me interesa lo que pone en ella pero debo hacer los ejercicios de CMC  (Ciencia para el Mundo Contemporáneo), no me importa ahora mismo eso y mucho menos el Big Bang… Miro a mi reloj digital las 16:30. ¿Podría haber perdido mi número? No, eso es absurdo… totalmente. Aunque visto lo visto, todo es posible.

Todo… pero él… no creo que sea capaz de llegar otra vez hasta él. Una suave e invisible línea nos separa y ninguno de los dos, por mucho que quiera, podrá romperla. 

Cojo rápidamente el móvil ¿qué más da intentarlo una vez más? ¿Qué perdería por intentarlo? Marco su número, resulta que me lo sé de memoria.

Bi… Bi…Bi…

-¿Si?

Ahí está, su suave voz. ¡Me ha cogido! Y… ahora ¿qué le digo? ¿Por qué ha contestado? No tenía nada preparado para decirle.

-¿Si?- volvió a repetir.

-Ho…Ho...Hola, Kevin.

-¡Oh! Hola Paula… ¿Qué querías?

-Yo…- trato de buscar una excusa pero no puedo- Nada, solo escuchar tu voz.  ¿Co…Cómo te va todo por ahí?

-Bien, supongo. Bueno ahora soy más reservado.

-Comprendo. Y…

-He conocido a alguien.

Aquellas palabras me dolieron como miles de cuchillos atravesando mi delicado cuerpecito de adolescente. 

-Bi…bien. Me… Me alegro.

No, no me alegraba.

-¡Oh, que idiota soy! No debería haber dicho eso. Lo siento.

-No…no. Bueno, ya hablaremos en otro momento. Adiós.

Colgué, no quería escuchar más, al fin y al cabo yo tenía diecisiete años y el treinta. Al fin y al cabo yo fui su alumna y él mi profesor. 

0 canciones:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)