Un ritmo que solo el latido de su corazón conocía

lunes, 11 de marzo de 2013

Abrió los ojos, el sol ya empezaba a entrar entre las cortinas cerradas. Al principio no reconoció el lugar pero al ver su ropa por el suelo y  ver una llave del hotel encima de la mesita, sus recuerdos empezaron a coger forma. Sonrió y deseó que lo que había dejado a un lado de la cama siguiera allí.
Empezó a girarse lentamente, fijó su vista en el techo y tras varios segundos se giró ciento ochenta grados. Allí estaba ella, respiraba lentamente y su pecho subía y bajaba a un ritmo que solo el latido de su corazón conocía. Sus ojos estaban cerrados y en sus labios había dibujada una pequeña sonrisa, tal vez estuviera teniendo un sueño hermoso.

Él no quería que se despertara, quería seguir contando sus pestañas una a una al igual que sus pecas que recorrían la cara de la muchacha hasta llegar a sus hombros desnudos. Se quedó una rato más contemplándola y tras varios minutos, los parpados de la chica se abrieron lentamente mostrando unos ojos verde esmeralda. La chica no pareció asustarse ante la mirada del apuesto joven que estaba tumbado frente a ella. La joven sonrió y su sonrisa se vio reflejada en la del chico.

-Buenos días, ángel- dijo el chico mientras apartaba un mechón pelirrojo de la cara de la joven.

-Buenos días.

Sonrió y ella le dio un beso en los labios, un beso mañanero de esos que aun saben a noche, el primer beso del día suave pero cargado de amor.

-Mira qué hora es ya- dijo ella mientras se giraba y miraba el reloj de la mesita de noche- Será mejor que empiece a arreglarme ¿no crees?

Y esta vez sonrió de manera triste, tan levemente triste que él ni lo notó. El joven asintió y vio como la joven se levantaba llevándose el edredón de la cama consigo. Él rió con ganas.

-¿Por qué haces eso? Ya no tienes nada que ocultar.

-Lo sé, pero me hacía ilusión. Siempre lo veo en las películas y series. Venga será mejor que te vistas tu también.

-No hay bulla, no creo que tarde tanto como tú en vestirme.

Ella le tiró el edredón a la cara y se metió, rápida como un rayo, en el baño. Él espero mirando al techo y no mirando nada. Pensaba, solo podía hacer eso. Pensaba en ella, en lo que sentía ahora mismo y pensaba en él, en lo que había hecho y por qué.
Ella salió tras varios minutos del baño, llevaba un vestido corto rojo de palabra de honor, le sentaba bastante bien.

-¡Vaya! Vas a ir más guapa que la novia- dijo él piropeándola.

-¿Enserio dices eso? ¿Iré más guapa que tu novia?

El joven calló, era cierto y tanto ella y él lo sabían. En el altar él nada más tendría ojos para ella, la más guapa y no para su novia, la que se acercaría radiante y dispuesta a dar el sí quiero.

6 canciones:

Gritando Sueños. dijo...

Oh dios mío!! Que bonito e impactante, me gusta mucho!! Como elresto del blog :)
Me paso por aquí ;P

www.shoutingdreams.blogspot.com

Caami *,* dijo...

Wooo, ¿él se iba a casar? ¡No lo creo! Me gustó muchísimo, Lidia. Escribes muy bien ;)
Hey, ¿11 de marzo? ¿Qué pasa el 11 de marzo? Me intriga saber :3

Besos!

Lidia dijo...

Muchas Gracias! Me encanta que comentéis, así se vuestra opinión :)
Besoos!!^^

Lidia dijo...

Pues creetelo porque así es jajaja
Y lo del 11M es por el atentado en el tren que hubo en Madrid y ayer se cumplía nueve años...
Bueno muchas gracias por comentar :)
Besoos!^^

Anyi dijo...

para que se va a casar si quiere a otra?? nunca entenderé algunas mentalidades...

Lidia dijo...

Pues si, a veces las cosas son asi...
Gracias por comentar :)

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)