Gracias, mi amor.

sábado, 11 de mayo de 2013


¿Qué es peor? ¿Morir o que la persona más hermosa que has conocido en este mundo muera? ¿Qué haces cuando todo aquello en lo que creías te deja sin ninguna esperanza?
De repente dejas de creer en aquellas cosas que creías y todo tu mundo se derrumba, en un segundo dejas de ser tú para volverte en nadie.

Por eso estoy hoy aquí, escondida en el mejor sitio que he podido, por eso estoy a oscuras en tu armario. ¿Por qué me dejaste tan pronto? ¿A caso no querías estar conmigo, con nosotros? Tu padre está destrozado, pero él es más fuerte que la cobardica de tu madre que está escondida entre tus ropas y tus lápices de colores. Mientras, él atiende a las visitas de amigos y familiares que lamentan tu pérdida, que intentan consolar a unos padres sin esperanzas…

Sabíamos que este día llegaría, el médico nos lo advirtió. Pero aun así lo intentamos porque, antes de que parecieras un ser humano, yo ya te quería, no iba a permitir dejarte marchar sin antes luchar por una vida junto a ti.

Y ha sido maravilloso ¿verdad? Desearía que fuera yo la que ahora estuviera en otro lugar lejos de la vida, pero eso te pondría muy triste. ¿Seguirías sonriendo si yo no estuviera? 

¿Dónde quedaron aquellas charlas? Hablábamos de todo y de nada. Una amiguita nueva en el cole, las restas que no te salían bien…

Parece que fue ayer cuando creíamos que existía una posibilidad para ti, cuando el año pasó y tú estabas más sano que cualquier otro niño. Pero después de cuatro preciosos años a tu lado  te pusiste peor, ¿cómo explicarle a un niño aquello? Pero tú, tú lo entendiste y me consolaste con aquella sonrisa y con dulces palabras que salían de tu preciosa boquita heredada de tu padre.

¿Luchar ahora? ¿Por qué? ¿Para qué? Ya no tengo fuerzas, ni ganas de luchar. “Mamá, prométeme que serás feliz y que tendré un hermanito pronto” Aquellas palabras seguían revotando en mi mente… ¿Un hermanito? Ahora no, mi amor. No quiero que otro ocupe tu lugar.

Abrí los ojos, me encontraba en el cuarto de baño y unas tijeras rozaban mis venas suavemente. Si lo hago estaré contigo para siempre, solos tú y yo. Solo tengo que apretar el frío acero con mi pálida piel…

-¡Cariño, no! ¿Qué haces?- mi marido tan oportuno como siempre- No es necesario.

-No puedo… No puedo más. No quiero vivir sin él… Ahora nada tiene sentido…

-Él no quería verte así.

-¿Y qué más da? Él ya no está… Se marchó…

Me derrumbé. Mi marido me agarró para que no me cayera. Él, en cierta forma, era mi ángel.
Sí, yo tenía dos hermosos y perfectos ángeles, ahora solo tengo uno. El que se fue era el ser más hermoso del mundo entero. Ese ángel era mi alegría, mi felicidad, mi vida entera. Era el que iluminaba mi habitación todas las mañanas pidiendo el desayuno mientras saltaba en la cama. Ya no hay nada, no merece la pena vivir sin él.

¿Y si vives por él? Morir solo traería más dolor y desgracias a la única persona que ahora está a mi lado. Pero… morir y todo mi dolor se iría.

Pero fui yo quien quería luchar sabiendo las consecuencias, fui yo quien puso fe ciega en que te podías curar, fui yo quien te animó a dar tus primeros pasos.

Ahora tú te has convertido en mi héroe favorito. Y no sabes lo duro que fue para mí ir a tu entierro. Me di cuenta de que el mundo seguía sin ti, pero no mi mundo…

Te di la posibilidad de vivir, tú me has dado mucho más, tú me has enseñado a luchar siempre y me has enseñado que toda mi felicidad puede estar entre las manos de una persona tan pequeñita. 

Gracias, mi amor.
Te quiere, mamá. 

3 canciones:

Génesis García dijo...

se me salieron lagrimitas escuchando la cancion y mientras leia, es fuerte.. Es duro uno sabe como empieza la vida pero no cuando va a terminar y aunque ya sabemos cual sera el final siempre tnemos la esperanza de que nunca pase.. :/ hermoso texto

Amistad Secreto dijo...

Es un relato precioso... No sé que más decir, me gustó mucho, de verdad..
Besitos :)

Leire Malik Casas dijo...

Entre la cancion y el texto.. se me saltan las lagrimas.. es precioso lo que escribes y realmente no se lo que debe sentir una madre al perder a su hijo, a la persona que mas ama, a quien ha dado la vida.. creo que debe de ser la sensacion mas dura del mundo el perder un hijo..
Me ha gustado mucho, es triste pero esta escrito genial..
Un muaaack!:3

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)