Un deseo para Navidad

miércoles, 25 de diciembre de 2013

-¡Noche de paz, noche de amor! 

Los niños cantaban en las calles y la nieve caía lentamente sobre la ciudad iluminada por las luces que adornaban el lugar dándole un toque más navideño. El enorme árbol reposaba en la plaza central de la ciudad, los adornos estaban bien colocados y debajo del árbol había un montón de tarjetas en el suelo, ordenadas de manera que todas se pudiesen ver y en cada una de estas había escrito un deseo. 

Ella los leía con un brillo extraño en los ojos, un brillo especial que muy pocas veces se veían en sus ojos, solo en aquella época del año, solo aquel día sus ojos brillaban de tal forma. 

"Salud" "Trabajo" tarjetas simples con una única palabra que indicaba lo que esa persona más deseaba. Hacia tiempo que ella no dejaba nada allí, no veía la necesidad de hacerlo porque creía tenerlo todo.

Pero el extraño aire que había en aquellas fechas, el olor y el sonido de los villancicos habían hecho que ella volviese a aquel árbol que tantos buenos momentos le había brindado. Ese árbol había visto de todo, lo que uno puede imaginar y más.

Pero ella esta vez no había venido simplemente a mirar los deseos de otra gente e imaginar de quiénes pueden ser. Ella había venido para dejar una tarjeta allí, para que aquel día de Navidad se cumpliese lo que ella más ansiaba esas fiestas. Notaba la tarjeta en su bolsillo, sabía lo que ponía pero aun no podía echarla, no hasta estar segura de que quería hacerlo y no hasta ver a...

Allí estaba, él con las manos en sus bolsillos, con aquella bufanda que a ella le parecía maravillosa, con aquellos pantalones, aquella camisa, con todo él. El chico le dedicó una mirada a ella y lo único que ella pudo hacer fue volver la vista al árbol que empezaba a parpadear con luces de diferentes colores. Azul, rojo, amarillo, naranja por allí, verde por allá, infinidad de colores que se apagaban y volvían a encenderse dándole al árbol mucha más alegría de lo que ya tenía. 

Suspiró profundamente, sacó su mano del bolsillo y soltó la tarjeta donde todas las demás estaban. La vio caer y después miró al chico que había estado pendiente de todos y cada uno de los movimientos de la chica. Ella le sonrió, le saludó y se marchó hacia su casa, contenta de haber echo lo que tenía y quería hacer. 

El chico quedó totalmente desconcertado, creía que ella se acercaría a él y al menos le saludaría y hablarían un rato pero no fue así. Muerto de curiosidad, se acercó al árbol, justo en el sitio donde ella había estado minutos atrás y observó la tarjeta que creyó que sería de la chica. Se asombró ante esta, la cogió, se la metió en el bolsillo y comenzó a correr en la dirección por la cual la chica había desaparecido.

No tuvo que buscar demasiado, la chica seguía andando lentamente de camino a su casa mientras observaba todas las luces y todos los niños cantando de puerta en puerta.

-¡Annie!- gritó el chico, aquello hizo que ella se parase y se girase.

-Eduard ¿qué haces aquí?- parecía sorprendida y alegre por verle.

-Te he seguido porque esto ya no te sirve- sacó del bolsillo la tarjeta que ella había dejado en el árbol y se la dio.

Ella miró el papel extrañada y luego le regaló al joven una mirada confusa. No entendía lo que él estaba diciendo con aquello pero lo entendió cuando él la atrajo hacia sí y la miró de cerca, mientras obligaba a un mechón rebelde a volver detrás de la oreja de su dueña. Después el joven inclinó su cabeza e hizo que sus labios se unieran en uno solo.

La chica dejó caer al suelo el papel donde se recitaba su deseo más oculto:




me encanta!! 


Déjalo escapar

sábado, 21 de diciembre de 2013

¿Qué más da? Ya lo saben, ya lo intuyen. ¿De qué sirve ocultarlo más? ¿De qué sirve seguir negando que eso no es así? 

Corre

Grita

Llora

Ríe

Ya nada importa, al fin puedes ser como siempre quisiste ser. Como eres en realidad. No te escondas más, enséñale al mundo las cicatrices de tu corazón. Deja que se den cuenta el daño que te han estado haciendo durante todos estos años, demuéstrales que a pesar de todas esas lágrimas, tú estás bien. Demuéstraselo.

Corre

Grita 

Llora

 Ríe    

Que te vean llorar de felicidad, que te vean reír de tristeza. Grítales lo que siempre quisiste que supieran, grítales lo que te has estado guardando por años. Corre como si tus pies tuviesen alas, corre sin mirar atrás, sin que te importe nada ni nadie.  

Respira

Para

Observa

Sonríe

Ya, ya estás lo suficiente lejos de ellos. Obliga a tus pies a que se queden quietos. Ya puedes respirar, los problemas te estaban oprimiendo el pecho, pero se acabó, ahora te encuentras en un lugar apartado donde nadie más puede herirte, donde no podrán hacerte nada...

Respira

Grita

Llora

Sonríe

Deja que el mundo oiga lo que le tienes que decir. 

BR(OK)EN

domingo, 15 de diciembre de 2013


Ya está ya lo ha asumido, el amor no es para ella. Por fin llegó a comprender que nunca, nunca se podrá enamorar de nadie y que nunca, nunca tendrá una relación con alguien.


Se pasa las noches en vela, llorando en su interior pensando en eso que jamás podrá obtener porque ella tiene algo más importante en la vida que encontrar un amor. Aun si no fuese así,  ella es fría, muy fría.


Su corazón está envuelto en capas y capas de hielo. Y tiene miedo, miedo a que puedan romper todas esas capas y llegar a su corazón, cogerlo, tirarlo al suelo y pisotearlo una y otra vez.

Por eso siempre muestra esa sonrisa, esa que indica que es feliz, y si alguien le pregunta si está bien ella contestará afirmativamente con una gran y radiante sonrisa. Pero por dentro hay un caos enorme, las cosas se desmoronan y las lágrimas quieren salir al exterior pero no lo hacen, no se atreven porque temen ser vistas por alguien y les avergüenza.

¿Y todo eso por qué? Solo porque se ha dado cuenta de que ella no está hecha para el amor, que no la moldearon con ese toque de amor que todos poseen. ¿Por qué? es lo único que se pregunta, ella siempre soñó con ser una enamorada del amor y ahora... todo esos sueños no se cumplirán.

Pero solo tiene que aguantar, sonreír y decirle al mundo que está bien aunque mienta, aunque no lo esté porque un día le gritará al mundo que está bien y no será una mentira más, lo dirá de verdad.

Mientras espera ese día, tiene que recoger los pedazos de su corazón que ella misma ha roto y volverlos a colocar en su sitio mirando a todas esas parejas felices que saben lo que es tener solo para ti a esa persona que amas, envidiándoles  y deseando vivir esa experiencia que ya ha asumido que nunca tendrá.
Incluso el más fuerte puede romperse
.......................................................
¿Depresión? ¿Dónde? Solo tenía ganas de escribir este texto y punto (Sí, es depresión) Pero este texto llevaba tiempo queriendo escribirlo... Porque sí, porque yo lo valgo (wtf? o.O) y si puedo escribirlo ¿por qué no lo hago? Es cierto que siempre tenemos miedo de que se burlen de lo que sintamos en cierto momento, pero si no nos expresamos acabaríamos guardando todo eso y explotando cuando menos nos lo esperamos. Vale, vale, yo no digo lo que siento a las personas de mi alrededor, no es costumbre y siempre voy por ahí con la sonrisa de "estoy bien" por eso este blog me es necesario porque escribo lo que quiero sin tener que escuchar palabras de amigos que tratan de ayudarme pero por mucho que me digan sé que no cambiará nada. Me basta con leer comentarios vuestros para que se me pase un poco la fase de depresión... En fin, me enrollo mucho cuando quiero... Espero que os haya gustado el texto (he publicado dos días seguidos o.O) realmente lo necesitaba... 

Nus vemis!!^^ (esta despedida es realmente estúpida...

Forever mine

viernes, 6 de diciembre de 2013

Caminas por esos pasillos con las manos en tus bolsillos y no sabes lo que produces a tu alrededor al dedicarle una sonrisa a cualquiera. Las chicas suspiran  por ti, tu lo sabes y eso te hace feliz, por alguna razón te gusta que las chicas te alaben. 

"I just want to be the only girl you love all your live"

Luego estoy yo, que te miro entrar por esa puerta cada mañana. Siempre suelo imaginar lo que sería que tu me quisieras como yo lo hago. Mis libros siempre suelen caerse cuando pasas a mi lado y una de tus sonrisas me dispara justo en el corazón. Solo tu me ayudas a recoger los libros que he tirado al suelo, quizás a propósito para pasar unos segundos contigo.

En ese momento tu me susurras algo que hace que todo mi cuerpo se estremezca de felicidad, no me resistiré a aquel bonito sueño.
"Forever mine"

Te alejaste solo con esas palabras que me dejaron petrificada, mientras miraba como te alejabas hacia tu primera clase de la mañana. Creí que todo había sido una mentira, creí que te burlabas de mi.

La mentira se convirtió en realidad cuando te vi a la salida del instituto, apoyado en mi coche viejo y de un azul cielo. Me sonreíste y yo hice lo mismo. Fue entonces cuando te tiré las llaves de mi coche.

"Take the keys of my car and the keys of my heart and just drive"

Simplemente era tan increíble: tu, yo y nadie más. La tarde se pasó entre risas y charlas sin sentido, entre besos y caricias y entonces ya podía decir que eras de mi propiedad. ¡Oh! Las chicas se morirían de celos cuando  me viesen andar contigo por los pasillos agarrados de la mano. 

"Cause I'll go heaven or I'll go hell before I see you with someone else"

Pero eran los celos lo que estaban dentro de mi, cada vez que te veía sonreír a otra chica que no era yo, hablar con otra que no fuese yo. Recuerdo cuando te pedí aquello poruqe simplemente me sentía insegura, todas aquellas chicas eran más guapas que yo y tenía miedo que lo supiese pero tu simplemente sonreíste y me diste un beso en la frente, tratando de calmarme.

"Don't let me be lonely tonight"

Y me creí tu mentira, de verdad creí que tu podías ser como esos chicos que salen en las películas, románticos y malotes a la vez, pero tu no eres así. Y lo que necesitaba ahora era alejarme de ti, lo más que pudiese porque me rompiste el corazón en dos como si rompieses un crista.

"Where are we going? I don't know but still I got to go"

Así que me fui, mientras tu me suplicabas que me quedase, mientras me abrazabas y yo trataba de escapar de tu cárcel de mentiras. Te juro que lloré, lloré como nunca había llorado en mi vida. Pero fue entonces cuando ella apareció y ella fue la que me hizo reír otra vez. 

"She's the sky that hold the clouds. A mother like mine"
.................................................................................
OMG! Vuelve a casa vuelve por Navidad, eso es lo que voy a hacer :) En navidad volveré muajajajaSé que me echan de menos y yo a vosotros :( 
Este textito es simplemente porque... me he vuelto loca por un grupo de música country (sí, es que alguna gente dice "música de campo")  que se llama... The Band Perry, un grupo de hermanos (compuesto por dos chicos y una chica) que me encanta *.* Os delo la lista de canciones, por orden, que he ido poniendo en el relato por si queréis escucharla :) 
"Don't let me be lonely" (la repetí :)) 

Eso fue todo, pronto volveré y me tendréis que soportar  muajajaja!!! 
Nus vemus!^^