A mi manera ~ La bailarina y mi ventana (Parte 5)

lunes, 1 de diciembre de 2014

El olor a humo y el ruido de una alarma logró despertarnos. Seguíamos en la sala de baile. La joven se incorporó,  miró hacia la puerta y gritó asustada. Me ayudó a levantarme e intentamos pensar en posibles salidas. Fue en ese instante cuando vi el papel pegado en la ventana, me acerqué y lo intenté leer en la oscuridad.

Esto es por meteros con el pez que no debíais” ese estúpido pez gordo… Solo quería mi muerte porque yo sabía cosas que lo podrían meter entre rejas pero ¿por qué quería acabar también con su hija? No había tiempo para pensar en aquello.

Intentamos escapar pero las llamas ya subían por las escaleras. Solo quedaba una única salida pero era bastante peligroso. Nos acercamos hasta el ascensor y negué con la cabeza. Demasiado para intentarlo siquiera. Tosí varias veces y me apoyé en la pared para no perder el equilibrio. No había salvación para mí pero ella aun tenía una oportunidad.

-¡Corre, sálvate!-grité tapándome la boca para que el humo no entrase por mi garganta.

-No. No te pienso dejar aquí solo. O nos salvamos los dos o morimos juntos. 


Ella tenía valor. Me emocioné al oír sus palabras y le correspondí al abrazo que me dio. Había decidido, ella había decidido y no podía cambiar de opinión. Intenté persuadirla, convencerla de que me dejase allí de que se salvase. Aun tenía mucha vida por delante y podía vivirla feliz pero ella aseguraba que no sería feliz ahora que me había conocido y que la mataría el hecho de volver a sentirme cerca.

Las llamas se acercaban cada vez más y nos rodeaban, asfixiándonos, dejándonos sin una pizca de aire limpio que poder respirar.

Antes de quedarse dormida sobre mi pecho, me enseñó un colgante en forma de estrella que le había regalado su tío antes de partir de la guerra. Se lo quitó y me lo entregó. Según pude oír, deseaba que lo guardase yo, que me lo llevase al sitio al que nos dirigíamos para poder encontrarla en la otra vida.

-Te amo, mi hermosa bailarina. Jamás lo olvides- dije besando su cabeza siendo consciente de que ya se había ido para siempre. Esperé allí, rodeado de llamas a que el dulce sueño también me llevase consigo y me reuniese con mi querida Amira.


La academia de baile había quedado destruida. El fuego había arrasado con todo a su paso. Los bomberos habían tardado demasiado en llegar y no pudieron salvar a las dos personas que se hallaban dentro. Aunque ignoraban que hubiese alguien en la academia.

 Fue una de las bomberas quien los encontró. Dos cuerpos totalmente calcinados e irreconocibles se encontraban abrazados. Algo llamó su atención y la extrañó enormemente. Un colgante de plata con forma de estrella colgaba sobre el cuello de uno de los cuerpos. Estaba totalmente intacto y brillaba de una forma poco usual.


La noticia corrió por toda la ciudad y no tardaron en crearse leyendas sobre lo ocurrido. ¨Los amantes de los ángeles¨, los habían llamado.  Nadie hablaba de quién había podido empezar el incendio pero no paraban de comentaban el extraño collar que había sobrevivido a tal prueba. Una prueba de amor puro que no había sucumbido a la tentación de los infiernos. 

1 canciones:

María :) dijo...

Oooooh, me ha encantado, un final un poco triste pero maravilloso igualmente :') Por favor, sigue escribiendo me encanta :))
Un besoo ;)

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)