Él la esperó

viernes, 1 de enero de 2016

Él la esperó. La esperó tanto tiempo que ya ni se acordaba cuándo había llegado allí. El humo invadía sus pulmones pero poco le importaba. La gente andaba sin mirar si quiera dónde pisaban; charlaban, sonreían, lloraban. Un mar de emociones metido en un espacio tan estrecho y tan largo. Las ruedas de las maletas chocaban contra el suelo y producían un desagradable sonido que lo inundaba todo. Una voz más alta que la de todo aquel ajetreo le avisó de que ya era tarde, de que era ahora o nunca.

Cinco minutos. Solo cinco minutos más. ¿A qué hora habían quedado? Sí, hacía más de hora y media. Dijeron que estar antes era lo mejor para la situación. Dar una vuelta por la estación, reírse de los pasajeros que se olvidaban hasta de lo más obvio a causa de las prisas, despedirse de su lugar favorito... Esos eran ellos pero aquella vez, como tantas otras veces, ella no aparecía.

─ John, ¿vienes o no?

La voz de uno de sus amigos lo sobresaltó. Allí estaban los tres, asomados por la ventana del viejo tren. Esos tres granujas que hacían su vida un poco más feliz. ¿Debía ir aunque ella no apareciera?  Se pasó la mano por la cara, deseando que todo aquello acabase de una vez. Siempre igual, siempre lo mismo. Estaba atado a una persona que ni se preocupaba por él. Ni una visita, ni una en toda la semana.  Ahora tenía que elegir y lo cierto era que se le daba de pena. ¿Ella o ellos? Difícil, muy difícil…

Dos minutos. Solo dos minutos más. ¿Qué haría? Su maleta estaba ya en el vagón aunque a él no le apetecía marcharse sin la que supuestamente era su chica. Pero a ella no le importaba dejarle plantado una vez más, entonces… ¿qué hacía pensando si quiera?

Pero la quería. La quería con todo su alma. Tanto que dolía. ¿Cómo olvidar un amor así? No podía perderla, no era una maleta que se extraviaba. Si la perdía, jamás la volvería a recuperar. ¿Qué le había dado aquella maleta? Nada, en su interior no había nada. Era cierto que era la más bonita del planeta, no había nadie como ella pero eso no era lo único que importaba.

El tren iba a salir. Los motores se pusieron en marcha, el carbón se iba prendiendo, el humo comenzaba a salir.

─Vamos, John, lo vas a perder.

Sí, lo iba a perder. Aún estaba a tiempo, las puertas no se habían cerrado, no del todo. Corrió al ver que el tren comenzaba su viaje. No, no lo iba a conseguir. Aquel pensamiento era de pesimistas, claro que lo iba a conseguir. Obligó a sus piernas que corrieran aún más. Alzó la mano para intentar agarrarse a la barandilla de la puerta. Lo consiguió, ahora solo tenía que subir. Un poco de esfuerzo y… se había subido. ¡Lo había conseguido!

Sonrió y miró al andén que iba a dejar atrás. Sus ojos se paralizaron en un punto. Allí estaba ella que lo veía marchar. En su rostro solo había desilusión pero ya llegaba demasiado tarde. Aquel tren se dirigía a la tierra prometida y ella lo había dejado escapar. No era su culpa que no viniese. Notó cómo su corazón se rompió en dos. Por un segundo, creyó que se iba a echar a llorar pero una mano en su hombro le avisó de que ni se atreviera.

─ ¡Eh, te estamos guardando un asiento!

John miró a su amigo. Al fin y al cabo, ellos eran los que siempre estaban allí. Le sonrió y le dio la espalda a todo lo que había conocido. A todas las alegrías y a las penas que dejaban con ella. Que se las quedara, que le pesasen en el alma como nunca lo había hecho. ¿Había sentido ella algo por él? Lo dudaba.


Se sentó junto a la ventana. Allí estaba feliz, allí estaba acompañado de la mejor compañía que podía conocer. Reían, charlaban, se escuchaban y se apoyaban en todo lo que hacían. Ellos eran su verdadera felicidad. Empezaba de cero, en el tren de la vida, en el tren que los llevaría a un lugar mejor. Lejos de todo aquel humo, lejos de todas aquellas penas, lejos de ella. 

0 canciones:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)