Pero ahora soy libre

domingo, 3 de enero de 2016

Estás asustado. No sabes qué hacer. Siempre te encuentras con los mismos problemas. Un día estás feliz, al otro eres un mar de lágrimas.

Tenemos la respuesta. Es simple. Está clara. Se perdió en algún lugar de tu habitación. Todos estamos pensando en lo mismo. Todos menos tú. Nos miras con esos ojos marrones bien abiertos, esperando que abramos nuestras sabias bocas para darte la peor noticia de todas. Pero somos incapaces de hacerte eso. Sobre todo a ti. Eres tan joven. Tienes tanta vida por delante que no deberíamos pensar en esa posibilidad siquiera. Sin embargo, lo hacemos. Los mayores… tan egoístas, tan muertos en vida. No pensamos, no vemos lo que le hacemos a los demás por nuestros actos.

Perdónanos, nunca deseamos que esto acabara así. Jamás pedimos esto. Pero aquí estamos. Mis amigos y tú. El pobre Jim ya no sabe lo que pensar. Cuando éramos jóvenes, nos solíamos reunir en este extraño lugar. Claro que, en aquel entonces, las luces eran mucho más brillantes que ahora. Las lámparas solo desprenden una tenue luz. Lo suficiente para intuir nuestros rostros. Somos viejos, no queremos ver cómo el tiempo ha pasado para nosotros.

El pobre Jim, blanco como un fantasma, se echa a llorar. Acaba de encontrar esa respuesta que se perdió en tu habitación. La sabe y no la quiere compartir. Te lo he dicho, egoístas hasta la médula.

Escúchame, intenta hacerlo. Sé que eres joven, que no nos harás caso pero esto es importante. Esto cada vez tiene más sentido para nosotros. No podemos protegerte. Tienes que hacerlo por ti mismo. Nos iremos tarde o temprano, más temprano que tarde. Por eso debes alzar tu voz ahora. Por eso debes correr por ese oscuro túnel. No te preocupes. Nosotros estaremos a tu lado. Siempre nos quedará el tiempo que pasamos juntos. Será más rápido de lo que piensas. En menos de un segundo, todo habrá acabado. Y tu habitación estará lista para que la limpien. ¿Lo vas a intentar? En tu rostro solo veo esa expresión de incredibilidad. Créeme, ojala pudiese ser de otra forma.  

Pegan a tu puerta. No abras, déjales que aporren todo lo que quieran. Al menos hasta que todo esto termine. Eres la salvación para todos. Lo haces o no. Depende de ti pero decídete rápido. No tenemos mucho tiempo. Habla ahora. Sí o no. Sigues con esa expresión en tu rostro; la boca abierta, los ojos de par en par. Te daremos tu tiempo. Solo unos segundos más…

Sí. Ya veo la sonrisilla de decisión. Muy bien. Haces bien. De todas maneras, tu corazón ya estaba roto. ¿Qué más te daba? No habría manera de reconstruirlo y esta es la opción más sabia que puedes tomar. Tranquilo, nos iremos nada más que todo esto acabe. La situación se pondrá lo suficientemente fea como para que unos extraños la contemplen.


Animo, te esperaremos al otro lado. Te esperaremos felices y recibiéndote con los brazos abiertos. Solo cierra los ojos y disfruta del viaje, viejo amigo. 

0 canciones:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)