When it never happened

lunes, 11 de enero de 2016

11-10-1992
El sol entra débilmente por la ventana de la biblioteca y hace que entrecierre los ojos levemente. El calor que los rayos le proporcionan a mi piel no es comparable al calor que le proporcionas a mi corazón con solo mirarte.

Estás sentado a tan solo tres pupitres delante de mí. Escribiendo sin parar en tu libreta de ideas. ¿Qué escribes? ¿Por qué tan ensimismado en un mundo irreal? Sé que algún día serás grande. Sé que algún día el mundo gritará tu nombre.

Pero ahora, ahora solo tienes que quedarte sentado mientras las personas a tu alrededor solo te dicen que estás loco, que tus sueños no son posibles. Déjales que hablen. Déjales que piensen que estás en un error. Yo sé que en tu interior arde una llama que reclama el éxito, que reclama la atención que te mereces.
Recuerdo la primera vez que te vi. Tan callado, tan extraído de la realidad. No parecías pertenecer a la Tierra. Sin embargo, algo me decía que estabas en el lugar adecuado en el momento idóneo. Aquella fue la primera vez de muchas. Cada día que te veía era como si fuese la primera vez. Sonreías a la nada, escribías en tu libreta, te levantabas de un salto. Tantas cosas que descubrí con solo mirarte… tantas cosas que me dejaste ver de tu alma sin que tú lo supieras. Se podría decir que me enamoré de ti a primera vista.

Sí, es un amor irreal, un amor inalcanzable…Pero, como se suele decir, el corazón no decide a quien añorar. Mi corazón te añora cada día, cada minuto aunque te tenga tan cerca pero estás tan lejos. Quizás si tan solo hablásemos los dos solos, todo podría ser diferente. Quizás…

02-05-2000
Encontré un diario. La primera página de mi diario inacabado. Una nota que deberías haber leído pero que nunca hiciste. Jamás te la di. No estaba equivocada, no estaba mal encaminada. El mundo grita tu nombre ahora. El mundo te adora, te idolatra. Lo has conseguido y eso me hace tan feliz…
Siempre estuve a tu sombra. Siempre estuve cerca de ti aunque no te quisieras dar cuenta. Yo fui una de las encargadas de editar tu libro, yo fui la que dio las ideas adecuadas a las personas más cercanas a ti. Nunca nos hemos hablado, nunca me has visto pero ahí estaba. Me mencionas en la parte de agradecimientos. No está mi nombre escrito pero… sé que va para mí.

Me he decidido por fin. Ya son muchos años, ¿verdad? Posiblemente no te acuerdes de mí pero quiero que lo sepas. Quiero que sepas lo que sentí y lo que me vi obligada a guardar en un cajón. Se supone que debo ser feliz: marido, hijos, una casa, trabajo estable… Pero no lo soy. Jamás lo seré porque no estás a mi lado. Tranquilo, lo entiendo. Entiendo que tú no te fijaras en mi de la manera que yo lo hice. Entiendo que tu mejor amiga era la mejor opción. Entiendo que solo era la hermana pesada de tu mejor amigo. Lo entiendo y lo respeto. Solo quería que lo supieras. Solo quería que supieras que yo siempre creí en ti. Incluso cuando el resto del mundo estaba en tu contra, yo no dudé ni por un momento que tú lo conseguirías que lucharías con uñas y dientes hasta llegar a hoy.  

Te deseo la mayor suerte del mundo. Aunque de eso te sobra, ¿verdad?

Te quiere y siempre te querrá, tu admiradora anónima.

1 canciones:

María :) dijo...

Ooooh, es precioso el relato, pero muy triste a la vez T.T

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)