¿Qué escribir cuando no estás escribiendo?

by - 7:22:00


La presión es real. Tengo que escribir y no sé qué escribir. Tengo que hacer algún relato y no sé cómo empezar. Tengo que hacer un trabajo para la uni y no tengo ni idea de qué escribir.

El bloqueo escritor es frustrante. Abro un documento nuevo, lo miro, lo cierro. Voy a mi carpeta donde guardo todos los proyectos, abro uno, lo miro, lo leo un poco y lo cierro. Y así con todo. No sé qué es lo que me pasa pero no consigo centrarme en absolutamente nada. (¿Será la universidad y sus trabajos que me tienen descolocada?)

Siento como si alguien se hubiese acercado a mí con una aspiradora mágica y me hubiera absorbido todas las ganas que tenía de escribir. ¿Quién dijo que esto fuese fácil?

*persona aleatoria aparece*

Si yo eso lo puedo hacer. Si quiero, me siento y me pongo a escribir y me sale una obra maestra a lo Sequespeare (léanlo tal cual)”. 

Oh, ya… Esa clase de gente. Ningún escritor dijo esto jamás. Todo viene a partir de la "ignorancia", de no entender que ser escritor no es cosa que se consigue de la noche a la mañana.

Lo peor de no conseguir escribir es esa frustración que sientes. Es como si no estuvieras haciendo nada productivo en tu día a día. Te falta algo. Te han cortado tu brazo preferido. Te han robado una de las patatas fritas que habías pedido solo para ti. Es una sensación que te agobia y tu cabeza no para de repetir: “deberías estar escribiendo, ¿por qué no estás escribiendo? ¿Qué demonios haces cerrando el documento? No estás haciendo nada y eso está mal.

Y sí, hay métodos (Spam: Sobre los 7 "consejos" para el bloqueo) que nos ayudan a volver a escribir pero creo que, en muchas ocasiones, se nos olvida uno importante: no escribir. A veces es necesario. 

Quizá nos obsesionemos con esa idea: tengo, TENGO que escribir. Se nos olvida que también hay que descansar, despejar la mente y volver con las pilas cargadas.

No sé de quién leí que: con una frase que escribas al día es más que suficiente. Todos nos ponemos metas altas: 100 palabras, 200, 500…  Y a veces con una frase que se nos ocurre, es suficiente. Esa frase nos dice que hemos escrito, que no hemos desperdiciado el día. ¿Y qué si no hemos escrito cuatro capítulos o ni un solo relato? ¿Quién dice que valemos menos por ello?

Como ya dije en una entrada anterior (Más spam: Sobre los escritores brujula y cómo enfrentarse a una novela): escribid por placer y no por obligación o por vender. Escribid porque así lo sintáis no porque os den consejos de que tenéis que escribir todos los días. 

Y ahora el segundo motivo de esta entrada sin sentido: el título de la misma (¿Qué escribir cuando no estás escribiendo?). Es mi frase diaria, esa que debería escribir porque no sé sobre qué escribir. Esa que escribo porque mi mente no da para escribir las otras 94 que supuestamente me había propuesto escribir todos los días. 

You May Also Like

2 canciones

  1. eh, oye, vaya...
    hace ya tanto tiempo que no entraba en blogger. Y sé que tu también te habías dado un tiempo.
    Fue todo tan de repente, es algo extraño decirlo por aquí y decirlo de esta manera pero, las cosas han cambiado tanto.
    Recuerdo que en mi corto periodo en esta pequeña comunidad blogger, tu eras de mis favoritas. Y lo digo muy de coraz´´on. Imagínate como tuvo que ser que incluso tras tantos años a veces me seguí metiendo en la página para ver, por simple curiosidad, si había algo nuevo.
    Que sorpresa la de encontrarme contigo otra vez. Un soplo de aire fresco.
    Feliz año nuevo
    - La que por aquel entonces se hacía llamar Annie, creo

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada es genial. Me siento superidentificado.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario. Será todo un placer ver tu opinión y lograrás sacarme una sonrisa. Pero recuerda, siempre con respeto por todos incluyéndome a mí, si quieres hacer alguna critica, adelante pero siempre con educación :)